Celebrando la Fiesta de la Dormición de la Madre de Dios

Desde el Sábado 26 de Agosto en los Templos y comunidades ortodoxas de la Provincia de Misiones y Corrientes se celebraron varios servicios religiosos por la grande fiesta de la "Dormición de la Santísima Madre de Dios"  

"La memoria de los justos vive en el júbilo y la muerte de los santos es preciosa a los ojos del Señor. Nuestras pobres alabanzas no podrían nunca magnificar con justicia tu Altura y rendirte gloria dignamente, oh Toda Pura, cuando aclamamos Tu santa Dormición, diciendo: 

¡Alégrate, Madre de la Vida que te has unido a la Vida! "

Del Kondaquio de la Fiesta.

El día Sábado 26 de Agosto,  la Comunidad Ortodoxa de Leandro N. Alem tuvo el Oficio de Víspera en la Ante-fiesta de la Dormición de la Santísima Madre de Dios.

El Oficio tuvo lugar en el domicilio de unos de los feligreses de la Comunidad Ortodoxa, el Sr. Felipe Dobwuz. Donde También se realizó el sorteo de unos 10 premios que lo fieles organizaron para recaudar fondos para seguir con la contrucción del templo.

En la Comunidad ortodoxa "San Nicolás" de Wanda, el día Lunes 28 de Agosto, La fiesta de la Dormición de la Madre de Dios" se celebró con el Oficio de Alabanza a la Dormición de la Madre de Dios, con la alegría y participación de los fieles en el Ovicio, luego se compartió la tradicional "Agape" en el salón de la familia  de Carmen Cuper.

En la Parroquia Santísima Trinidad de Oberá, el día Domingo 27 de Agosto en horas de la tarde se ofició el Moleben compartido con la Comunidad Ortodoxa de Monte Caseros (Corrientes) en Vísperas de la Fiesta de la Dormición de la Santísima Madre de Dios.

Kontaquio XI

Diste a luz a la Vida y conociste la muerte, pero Cristo, al que le concediste Su venida, no consintió que la corrupción destruyera tu cuerpo purísimo, oh tú que intercedes por nosotros con amor. Y así, oh premio de nuestra resurrección, los ángeles te acogieron clamando a Dios: ¡Aleluya!

Himno de Alabanza a la Dormición de la Madre de Dios (Akafhist)

Ikos I

Tu diste a luz en el mundo al Creador del mundo, oh nueva Eva, y aceptaste ante el ángel acoger en tu seno, más amplio que los cielos, a Nuestro Señor Jesucristo para la salvación de los hombres. La tumba no podía contener tu precioso cuerpo y fuiste llevada al cielo, donde te cantamos:Alégrate, altar glorioso donde yació el Misterio.
Alégrate, receptáculo de todas las gracias venideras.
Alégrate, tabernáculo que cobijó al Hijo Divino.
Alégrate, cáliz inextinguible en el que beben las almas.
Alégrate, custodia sensible en la que se encarnó el Todopoderoso.
Alégrate, vaso de elección donde floreció nuestra salud.
¡Alégrate, Madre de la Vida que te has unido a la Vida!

Kontaquio III

Tú que supiste que una espada atravesaría tu corazón, oh aceptación de la voluntad divina, probaste en tu alma santísima el júbilo de ser la salud de los hombres, y el dolor inmenso de conocer el precio de la salud, y dijiste sin cesar al Dios Altísimo: ¡Aleluya!