La Gran Fiesta de la Natividad de la Madre de Dios

21.09.2017

(Por Sergio de la Ciudad Santa)
Toquemos el arpa espiritual! En este solemne y hermoso día de nuestra fiesta, porque hoy nace, del simiente de David, la Madre de la Vida, Quien es la Restauración de Adán y la Convocación de Eva. Ella es la Fuente de la incorruptibilidad y la Liberación de la corrupción; Por medio de Quien la oscuridad ha sido disipada y nosotros deificados y salvados de la muerte. Exclamémosle, nosotros los fieles, con Gabriel: "¡Salve, Oh Llena de gracia, el Señor está contigo! Por medio de Quien se nos conceda la gran misericordia.

(Por Sergio de la Ciudad Santa)
Venid, vosotros, todos los fieles, apresurémonos hacia la Virgen; Pues, he aquí, Ella que ha sido pre-destinada, antes de su formación en el vientre, como la Madre de nuestro Dios, nace de la raza de Jesé; Y Aquella Quien es el Tesoro de la virginidad, la Vara ramificada de Aarón, el Anuncio de los profetas y el Retoño de los justos Joaquín y Ana. Hoy Ella nace, y el mundo se renueva con ella. Ella nace y la Iglesia se reviste de Su Resplandor. Ella es el Templo Santo; Vasija de la divinidad; Base de la virginidad; Y la Cámara del Rey, en Quien se cumplió el misterio de la unión inefable de las dos naturalezas de Cristo; A Quien adoramos, alabando el nacimiento, exento de toda mancha, de la Virgen.